Terapia de Lenguaje para NIÑOS Y ADULTOS!

  • Home / Terapia de Lenguaje para NIÑOS Y ADULTOS!

Terapia de Lenguaje NIÑOS Y ADULTOS!

 

 


SI ERES UN NIÑO Y PRESENTAS ESTO…

Problemas de tartamudez, timidez, dificultades en la pronunciación de la “rr”

Si tiene dificultades para entender lo que otras personas le dicen

Si omite palabras o confunde las palabras

Ayudalo a resolver sus dificultades,  a hablar más claramente y, por lo tanto, a que se sienta más seguro y menos frustrado,  a que se relacione con otros A QUE MEJORE en su rendimiento Escolar

SI ERES ADULTO Y PRESENTAS ESTO...

Se muestra desesperado por su incapacidad para comunicar pensamientos

No habla mucho ni con frecuencia, pero entiende lo que las otras personas dicen

Es capaz de pronunciar palabras y sonidos,pero a menudo las oraciones no tienen sentido

La variedad de estructuras de oraciones que emplea cuando habla es limitada

Dificultades para hablar fluidamente

Ayuda a tu hijo  resolver sus problemas de timidez, a que logre relacionarse con las personas, a que sea mas independiente, a que pueda rendir adecuadamente en sus estudios y en su trabajo, a que sea feliz

Hoy en día se tienen registros que aproximadamente el 6% de los niños presentan alguna dificultad en el habla y el lenguaje, aunque la mayoría de estos problemas se resuelven, aquellos en los que las dificultades persisten pueden presentar problemas a largo plazo

¿Cuáles son las causas de los problemas del lenguaje y el habla?

Muchos de los problemas del habla y lenguaje aparecen en la infancia y las causas de estos son vastas, no obstante, es un tema sobre el que hay cierta carencia en cuanto a investigación, pero aun así algunos estudios y teorías refieren que algunas de estas causas pueden ser por una carencia de estimulación, los genes, anomalías físicas, síndromes cromosómicos, problemas neurológicos, problemas psicológicos, etc., por lo que hablar de una sola causa en específico resultaría prácticamente imposible; sin embargo, desde el punto de vista psicológico, las experiencias que tiene el niño durante sus primeros años son vitales para su desarrollo, por lo que si no existe una adecuada estimulación o un grato ambiente social o familiar, así como si ocurren traumas como perdidas, separaciones, abusos, entre otros, ocasionaran en el niño problemas emocionales que se representaran en otros aspectos de la personalidad del niño, siendo el habla una los aspectos más afectos.

Muchas veces los padres se niegan a aceptar estos problemas atribuyéndoles las causas a su misma edad, pensando que estos problemas desaparecerán con el tiempo y aunque en algunos casos tienen razón, la mayoría de veces si estos problemas no son corregidos a tiempo podrían agudizarse y afectar la vida del menor hasta inclusive ya de adulto.

¿Cuáles son los problemas del lenguaje y el habla más comunes?

Los problemas del lenguaje y el habla son muy variados, estos se ven afectados por varias causas como fisiológicas, sociales, funcionales, psicológicas, afectivas, genéticas, de género y otras como se mencionó anteriormente. Debido a que existen multitud de causas, los problemas del lenguaje y el habla son diversos, por lo cual, entre los más comunes tenemos:

Dislalia: es una alteración en la pronunciación de un determinado fonema (letras S, R, L o D), es decir que el niño omite, sustituye, invierte o distorsiona el fonema. Estos problemas además pueden observarse hasta los 6 años, pasado este periodo el problema se puede transformar en un trastorno.

Espasmofemia: es una alteración de la fluencia normal de las palabras, produciéndose el bloqueo o repetición de una o más sílabas; es usual que el niño se percate de este problema por lo cual le genere tención y produzca movimientos corporales espasmódicos. Este problema puede ser usual hasta los 6 años, pues si persiste es necesaria la derivación al fonoaudiólogo y al psicólogo.

Disfemia o Tartamudez: Se observa cuando el niño presenta repeticiones de las palabras completas pero sin espasmos. Este problema suele presentarse comúnmente a partir de los 3 a 4 años, si persiste es necesaria una evaluación.

Farfulleo o habla taquilálica: Consiste en un habla precipitada, producto de la cual, no se entiende lo que el niño dice. Es característico de personas ansiosas y en algunos casos, en niños con retardo mental.

Retraso simple del lenguaje: Lenguaje cuya adquisición se presenta cronológicamente retrasada, pero que evoluciona adecuadamente y que no compromete la comprensión. Se postula que su origen sería un discreto retraso a nivel madurativo.

Disfasia o trastorno específico del lenguaje: Lenguaje cuya adquisición se presenta cronológicamente retrasada y que además evoluciona sin progresos. Los afectados muestran una alteración persistente en la comprensión, procesamiento y uso del lenguaje y por tanto presenta una serie de dificultades para comunicarse, por lo que es esencial la derivación inmediata al especialista.

Afasia: Es una alteración adquirida del lenguaje, en el cual se observa un desarrollo previo normal y posteriormente debido a una lesión cerebral traumática, tumoral, mal formativa o infecciosa presenta alteraciones en la comprensión y/o expresión por lo cual se necesita una inmediata evaluación y tratamiento.

Beneficios de la terapia del habla y del lenguaje

La terapia del habla y del lenguaje requiere de ciertas especificaciones dependiendo del o los problemas que muestre el paciente, por lo que es importante la evaluación para obtener un adecuado diagnostico que sirva para especificar como se llevara a cabo la terapia. Cada trastorno requiere un tratamiento diferente, desde un problema de articulación como la dislalia, hasta un problema de decodificación lingüística (dificultad para comprender de manera correcta los mensajes). Por lo general se requiere de dos sesiones por semana que disminuirán o se mantendrán dependiendo del progreso logrado y del problema del paciente. La terapia se realiza por medio de juegos, cuentos o interacciones que son del interés del niño y en base a sus experiencias.

Así mismo, los beneficios que se dan en la terapia son muchos, entre alguno de ellos podemos mencionar que.

  • Mejora la comunicación que tiene el paciente para garantizar que este puede expresarse adecuadamente y hacerse entender en el mundo.
  • Mejora la coordinación de los músculos del habla mediante ejercicios de fortalecimiento.
  • Mejora la comunicación entre los receptores del cerebro y el cuerpo a través de ayudas visuales y auditivas, como espejos y grabadoras.
  • Mejorar la fluidez verbal mediante ejercicios de respiración.
  • Mejora la autoestima y la autonomía del niño.
  • Se evidencian problemas emocionales del niño con el fin de poder resolverlas satisfactoriamente.

Cabe señalar que los beneficios resultan ser diferentes para cada niño, pues estos dependen de lo complejo de su problema, el apoyo que tendrá por parte de su familia, los posibles problemas emocionales que tenga el niño, entre otros. Así mismo, la duración de la terapia del habla y el lenguaje depende también de estos factores. En psicología sistema Londres tenemos los especialistas y estamos capacitados para poder realizar una adecuada terapia.