Conflictos – Familia

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER LOS VÍDEOS DE NUESTROS
CLIENTES FELICES Y SATISFECHOS CON EL SERVICIO

Cuando la familia atraviesa un conflicto se encuentra en un momento de desarmonía, desequilibrio y confusión, aparecen problemas que no fueron resueltos en el pasado y que ahora se han convertido en problemas mayores, ocasionando malestares en especial en las nuevas familiar dificultando las formas de comunicarse, adaptarse a la nueva situación y aprender a vivir y convivir juntos.

Dentro de un conflicto familiar las reglas y los roles de la familia se hacen confusos o se ven rebasados. Los valores y objetivos pierden importancia. Se ceden las expectativas y las prohibiciones.
Una crisis de este tipo necesita un cambio decisivo y cada cambio implica una nueva adaptación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La salud mental de la familia es una cuestión de todos. En la medida que cada miembro de la familia se sienta mejor consigo mismo y encuentre ámbitos en los que realizarse como persona repercutirá en la salud mental de todos.

¿Qué es la Terapia Familiar?

La terapia familiar es un tratamiento que ayuda a resolver conflictos o situaciones que atraviesan los integrantes de una familia, con la finalidad de mejorar el bienestar y minimizar las situaciones conflicto mediante un proceso comunicativo entre el terapeuta y los miembros de familia. Se facilita un ambiente seguro para la expresión de sus sentimientos respecto al problema e intenta llegar a un acuerdo para conseguir un cambio en la actitud y la conducta, comprendiendo y valorando la realidad de los demás miembros de la familia, animando a la construcción o reconstrucción de la armonía familiar.

¿Quiénes Necesitan Terapia Familiar?

La aparición de un problema en la familia siempre amenaza con alterar la “armonía que se vivencia. Pueden ser múltiples las situaciones que pueden llevar a una familia a consulta, la mayoría de las veces se debe a estar atravesando una importante crisis, que puede involucrar a todos los miembros o presentarse solo en uno de sus integrantes, pero finalmente será un tema de trabajo familiar.

Actualmente entre los problemas con mayor demanda tenemos:

  • Problemas graves de salud de alguno de sus miembros.
  • Adaptarse a una nueva situación familiar (nuevo matrimonio de los padres, divorcio, dificultades en adaptación a un nuevo país, entrada a la vejez, adolescencia, etc.).
  • Problemas conductuales (vandalismo, dificultad en aceptar los límites).
  • Necesidad de mejora en habilidades parentales y toma de roles.
  • Vivencias traumáticas (delitos violentos, duelos).
  • Violencia doméstica.

¿Cuáles son los Beneficios de la Terapia Familiar?

Entre los beneficios que adopta la terapia familiar se encuentra:

  • Mejora la comunicación familiar
  • Superación de conflictos familiares
  • Encontrar nuevas formas de relacionarse con los miembros de la familia
  • Facilita el bienestar de los miembros de la familia
  • Desarrolla los vínculos afectivos.
  • Aumenta los sentimientos de autovaloración y mejora la autoestima.
  • Facilita que la familia brinde apoyo a los miembros que están en crisis por problemáticas variadas.

Tipos de Conflictos

Los conflictos familiares no son situaciones patológicas, sino momentos evolutivos, de crecimiento que atraviesan todos los miembros de una familia. Sin embargo, existen crisis que se dan durante toda la vida y pueden perturbar la sana convivencia si no se logra una solución o cambio favorable.

Cada familia y cada crisis son únicas, sin embargo se han clasificado 4 tipos diferentes de conflictos:

Crisis de evolución o ciclo vital: Crisis naturales que se dan como parte de la vida, por ejemplo: matrimonio, nacimiento del hijo, jubilación, etc.

Crisis externas: Crisis que aparecen ante un suceso inesperado, por ejemplo: muerte familiar, accidentes, pérdida de empleo, etc.

Crisis estructurales: Crisis que surgen tras rememorar situaciones de conflicto anteriores, por ejemplo: familias con miembros violentos o adictivos a alcohol y/o drogas, o con intentos de suicidio.

Crisis de atención: Crisis que surgen tras las exigencias de cuidado y atención de miembros desvalidos o dependientes por ejemplo: personas que dependen económicamente de otras, personas que necesitan cuidado de otras, etc.

El conflicto es menos problemático si es evidente, ya que la familia puede recurrir a personas externas e incluso unirse para recibir ayuda. Si es oculto nadie se entera y resulta más difícil su solución. Generalmente la familia desconoce el motivo del conflicto, por lo que se recomienda la concurrencia a terapia familiar.

Principales Obstáculos que Dificultan el Cambio

Es difícil que la familia reconozca los obstáculos que les impiden avanzar, debido a que suelen estar encubiertos. Algunos obstáculos aparecen.

En la comunicación: Secretos familiares (cuestiones encubiertas dentro de la familia que pueden o no ser explicitas). En estas familias no está aprobado expresarse abiertamente y hablar de “ciertas cosas”, palabras cuestiones que no pueden ni siquiera ser.

En los roles: Cada familia asigna roles a sus miembros (que determinar quién hace qué). Lo disfuncional es la rigidez o el incumplimiento en la asignación de estos roles. Hay familiar que otorgan todo el pesa de una situación a un solo miembro y esa persona es vista como conflictivo, es importante entender que toda la familia debe hacerse cargo de la situación.

En las reglas: Las reglar son las que prohíben hacer determinadas cosas. Y son disfuncionales cuando se rigidizan y se vuelven intolerantes, o bien no se cumplen.

En la historia de la familia: Aparecen cuestiones que no han sido resueltas. Y se escucha frases como “María nunca…” o “Juan siempre…”. Pero, por supuesto, cada miembro va a tener su propia versión de los hechos que muchas veces puede no coincidir con la de los demás.

Te Ofrecemos las Siguientes Terapias

  • Funcionamiento familiar.
  • Problemas matrimoniales: separación-divorcio.
  • Acogimiento familiar: adopción.
  • Comunicación familiar.
  • Abandono de hogar.
  • Conflictos familiares.
  • Orientación a padres y madres.
  • Miedos y ansiedad antes, durante y después del embarazo.
  • Apoyo psicológico ante problemas de fertilidad y pérdida del bebé.