Terapia Cognitivo Conductual

  • Home / Terapia Cognitivo Conductual

 

 

 

 

Es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y  del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos.
La TCC le puede ayudar a cambiar la forma cómo piensa  y cómo actúa y estos cambios le pueden ayudar a sentirse mejor. A diferencia de algunas de las otras “terapias habladas”, la TCC se centra en problemas y dificultades
del “aquí y ahora”. En lugar de centrarse en las causas de su angustia o síntomas en el pasado, busca maneras de mejorar su estado anímico ahora.

Beneficios de la Terapia Cognitivo Conductual

  • Va dirigida a un objetivo, sus tres componentes principales son valoración, tratamiento, y evaluación.
  • Mejora el funcionamiento físico, psicológico, intelectual o social
  • Mejora el bienestar personal de la persona sana.
  • Se usa con niños, con adultos, y personas de la tercera edad con diferentes problemas
  • Mejora el aprendizaje, las relaciones interpersonales, y el manejo del estrés
  • Es uno de los tratamientos más eficaces para trastornos.
  •  Es la forma más eficaz de tratamiento psicológico para casos moderados y
    graves de síntomas.
  • Es tan eficaz como los antidepresivos para muchos tipos de depresión y ansiedad.

 

  • Regula el estado de ánimo.

¿Que impacto tendrá la Terapia Cognitivo Conductual en mi vida ?

  • Provoca y favorece la expresión de uno mismo.
  • Puede sugerir sentimientos e ideas sin necesidad de palabras.
  • Es un agente socializante
  • Capacidad para trabajar y disfrutar de la vida.
  • La TCC le puede ayudar a controlar los
    síntomas.

¿Porque es bueno recibir terapia ?

Actualmente vivimos en una sociedad donde predomina el ritmo acelerado de vida, falta de tiempo para dedicarse a uno mismo y el estrés, mientras que el descanso y autocuidado se está dejando a segundo plano. Como resultado, nuestro organismo se activa y emite una serie de respuestas: ritmo cardiaco acelerado, respiración superficial, aceleración del movimiento intestinal, etc., sin que nos demos cuenta. Cuando se practica la relajación, se provocan respuestas que desactivan y regulan nuestro organismo (disminuye el ritmo cardiaco, la respiración se vuelve más profunda, se dilatan las pupilas, etc.) y por tanto, se anulan fisiológicamente las respuestas de estrés y ansiedad.Con la terapia de relajación se logra un equilibrio en el organismo, consiguiéndose evitar de este modo las consecuencias físicas negativas de la ansiedad y el estrés y contribuir en la aparición de estados de bienestar duraderos.

Recibir terapia Cognitiva Conductual nos beneficia en reducir la fatiga del cuerpo, reduce la tensión muscular, incrementa la energía y los niveles de resistencia en cualquier tipo de actividad física que usted desempeñe.

Actualmente vivimos en una sociedad donde predomina el ritmo acelerado de vida, falta de tiempo para dedicarse a uno mismo y el estrés, mientras que el descanso y autocuidado se está dejando a segundo plano. Como resultado, nuestro organismo se activa y emite una serie de respuestas: ritmo cardiaco acelerado, respiración superficial, aceleración del movimiento intestinal, etc., sin que nos demos cuenta. Cuando se practica la relajación, se provocan respuestas que desactivan y regulan nuestro organismo (disminuye el ritmo cardiaco, la respiración se vuelve más profunda, se dilatan las pupilas, etc.) y por tanto, se anulan fisiológicamente las respuestas de estrés y ansiedad.

Con la terapia de relajación se logra un equilibrio en el organismo, consiguiéndose evitar de este modo las consecuencias físicas negativas de la ansiedad y el estrés ycontribuir en la aparición de estados de bienestar duraderos.

¿Qué es la Terapia de Relajación?

La terapia de relajación es un método terapéutico que enseña las habilidades de diferentes técnicas de relajación que disminuyen el estrés y la ansiedad de las personas en diferentes estados mentales, con la finalidad de aumentar la capacidad del individuo para hacer frente a los problemas fuera de la sesión terapéutica. La disminución de la tensión y el retorno a un estado de calma permiten que la gente se reoriente y consiga más cosas durante su día a día.

Usualmente, se emplea en los siguientes trastornos psicológicos: ansiedad, fobias, trastorno de pánico y agorafobia, entrenamiento en habilidades sociales, etc. Y también como un recurso personal eficaz para el afrontamiento de las dificultades diarias.

ADEMÁS…

Existen diferentes técnicas de relajación, por lo que es necesario realizar una evaluación para determinar qué técnica es más adecuada, teniendo en cuenta: los objetivos que se persigan, características del individuo y de cómo se presente la activación psicológica.

Entre las técnicas de relajación tenemos:

Respiración -> Relajación a través de respiración profunda o diafragmática.
Relajación muscular progresiva -> El individuo se centra en grupos específicos de músculos, tensando y relajándolos progresivamente
Visualización ->Emplear los sentidos para dirigirse a sí mismos por un viaje mental guiado y lleno de imágenes calmantes.
Mindfulness -> Relajación a través de la regulación atencional y la contemplación no valorativa (sin juzgar).
Otras técnicas generales incluyen la meditación, el yoga, el ejercicio, el masaje y la hipnosis, entre otros.
En ocasiones, sonido, aromaterapia, y color pueden acompañar su sesión de relajación.

¿Quienes necesitan Terapia de Relajación?

Personas interesadas en incorporar técnicas de relajación en su día a día, para mejorar su calidad de vida.
Personas que presenten síntomas de nerviosismo o ansiedad como: preocupaciones, miedos, inseguridades, pensamientos negativos, dificultades para concentrarse, tensión muscular, problemas para dormir, dolores de cabeza o de estómago, intranquilidad motora, fumar o comer en exceso, etc.

¿Cuáles son los Beneficios de la Terapia de Relajación?

El principal objetivo de la terapia de relajación es restaurar la armonía de tu organismo y ayudar a crear las condiciones para una vida óptima. Aunque este es su principal objetivo, cumplen también otras funciones muy importantes, por lo que entre los beneficios que se generan encontramos:

  • Reducción del estrés y la ansiedad.
  • Disminuyen la tensión muscular, mejorando el malestar físico y el dolor asociado.
  • Ayuda a recobrar y mantener el equilibrio emocional y físico.
  • Mejora el estado de ánimo e incrementa la sensación de energía y vitalidad.
  • Incrementa la vasodilatación arterial y la profundidad y regularidad de la respiración
  • Modifican los ritmos cerebrales facilitando una sensación de tranquilidad y bienestar, siendo sumamente útiles para inducir el sueño e incrementar la calidad del descanso.
  • Optimiza la oxigenación del cerebro (potenciando procesos cognitivos como la concentración y la memoria).
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Equilibra el ritmo cardiaco, en especial la frecuencia e intensidad del latido del corazón, regulando además la presión sanguínea.
  • Es de gran ayuda como una estrategia paralela para tratar diversos problemas emocionales y problemas prácticos (trabajo, casa y diferentes situaciones de la vida diaria).
  • Previene la aparición de enfermedades físicas y/o las alivia cuando ya existen.